Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

La tuya en vinagre...

Imagen
El papa Bergoglio, que en lo general me caía bastante bien; lejos de la soberbia de Ratzinger y del insoportable papa Wojtila, comentó hace unos días que los caricaturistas de Charliel Hebdo se habían pasado, y que por ejemplo, si alguien insultaba a su madre, no debería extrañarse si como respuesta, recibía un puñetazo. Podríamos argumentar que el precepto de poner la otra mejilla, se le ha olvidado al muy cristiano señor Bergoglio, pero va más allá de eso. ¿Es un puñetazo una respuesta a un insulto? ¿Si me mientan la madre me agarro a puñetazos con el primero que se me atraviesa? Y digo, ¿si traigo un cuchillo por qué no encajárselo para que vaya a mentar madres al otro mundo, o por qué no sorrajarle un par de balazos? En fin bien ganado se lo tiene. “Me miró feo” puede argumentar el torvo matón de barrio, y “lo maté por un enfríame unas chelas”. Pues bien, según el Santo Padre, eso es factible, no que lo aplauda –faltaba más- pero es posible. Una vez una página WEB de un periódic…