Páginas vistas en total

miércoles, 25 de enero de 2017

EL imperio de la Postverdad




El año pasado dio a luz un término que paulatinamente ha ganado popularidad y uso, “Postverdad” que se presta excelentemente para el juego del significante. Alude en primer término a una verdad que no corresponde necesariamente al mundo objetivo, sino que incluso se le opone y se construye en función de narrativas propias de los medios y las redes sociales. Aquí aprovecho para señalar que en ese sentido es la verdad del “post”, no solo de lo pasado porvenir, en el nachtraglich freudiano, sino del “post”, eso que se “postea” en internet, ya en twiter, Facebook y/o demás redes. Es la verdad del post, por efímera que sea.
Se han hecho estudios interesantes respecto de lo que suele llamarse caja de resonancia del pensamiento.  Las personas en internet tendemos a copiar y compartir las notas que generalmente están de acuerdo con nuestros puntos de vista, produciéndose así una situación paradojal.  Aunque se supone internet debería abrirnos a una universalidad de perspectivas y puntos de vista distintos, sucede exactamente lo contrario. Los algoritmos de redes como Facebook tienden a dar preferencia al tipo de notas que compartimos, es decir esas de acuerdo con nuestro pensamiento y acabamos entonces solo reproduciendo lo que ya pensamos o creemos. Acabamos pues en una caja de resonancia donde lo que resuena es pues el eco de nuestra propia voz y de los que piensan y comparten precisamente eso en lo que creemos de antemano.
No he tenido oportunidad de verlo, pero supongo que quien comparte teorías conspiratorias acaba recibiendo cada vez más y más notas de conspiraciones de modo que su muro en algún momento, sólo hablará de Illuminatis, Aunakis y el nuevo orden mundial; y quien espera desde su sillón el triunfo del comunismo acabará con puras notas que auguran  la revolución proletaria a la vuelta de la esquina. Lo cual genera la curiosa sensación de que el mundo piensa como nosotros y el resto es una minoría no al tanto –aún- de nuestras “postverdades”.
En México, y supongo que en otras partes del mundo hemos visto un auge de noticias falsas con distintos niveles, desde cosas absolutamente absurdas e ingenuas, a otras maliciosamente falsificadas, lo curioso es que no se trata de casos puntuales, ni bromas, en la mayor parte de los casos, sino efectivamente de notas creadas con dicho fin.
Explico. No es lo mismo una nota de  broma como las que publican páginas paródicas como El Deforma en donde con humor negro y sarcasmo suelen burlarse de políticos, etc. O páginas que uno claramente identifica con partidos políticos o grupos de interés, p. ej. Regeneración, Desde la Fé, etc. O incluso editorialistas claramente defensores del gobierno o gobiernos que son fácilmente  reconocibles, sino a páginas cuya misión es crear notas falsas,  copiando generalmente el nombre de otra con alguna variación:  arizteguinoticias (con z) en vez de aristeguinoticias, argumentopolítico en vez de animalpolítico, mbsnoticias (con b) en vez de mvsnoticias con “v” noticiasuniversal en vez de el universal. También con nombres que evocan al de noticieros televisivos como hechoinformativo que  evoca al noticiario Hechos de TV Azteca.  Esto por no hablar de páginas con nombres absurdos “Notigodínez”, “Preguntalealviejo”, etc. Por ahí vimos pasar  absurdos como “La ONU exige la renuncia de Peña, Bolivia expulsa a Coca Cola, La ON declara la tercera guerra mundial., etc.
El año pasado, este tipo de páginas creaban noticias aterradoras y absolutamente falsas aderezadas con fotos  tomadas de otros sitios, como una que decía: “Decenas de cadáveres en playas de Veracruz”, y se trataba de la foto de náufragos en el Mediterráneo en 2013. O otra que decía “Encuentran cientos de niños sin órganos”, adornada con la foto de niños evacuados de un hospital en Siria en 2014. Lo que más me llamaba la atención era la nula reflexión de quienes compartían estas notas, muchos de ellos alumnos o exalumnos universitarios míos en quienes uno esperaría una mayor capacidad crítica. Cuando cuestionaba a alguien, por ejemplo sobre la falsedad de la nota en que Bolivia expulsaba a Coca Cola de su territorio la respuesta era “A lo mejor es falsa, pero deberían hacerlo y nosotros también” Es decir no importaba la verdad sino que concordara con sus ideas. La postverdad pura. Supongo que si hago correr una nota falsa como “La Coca Cola causa caída del pene” la compartirán, no porque sea verdad sino porque concuerda con sus deseos.
Los primeros días de Trump mostraron algo muy llamativo al respecto. Dada la discusión sobre la cantidad de gente que acudió a la Inauguration del mandato que con toda evidencia fue menor a la de Obama o Reagan u otras, el gobierno de Trump acusó a los medios de tergiversar la nota, más tarde “suavizó” con algo aún más terrible. “El vocero de Trump había dado “hechos alternativos”, un eufemismo para mentiras. Es decir no importa el hecho tal, por obvio u objetivo que pueda ser sino que a este se puede anteponer una versión alternativa. La postverdad.
Hace un par de días llamó mi atención una nota titulada “Primer trumpazo del año” donde se decía que estados unidos había bombardeado con un dron en Yemen y matado a 66 personas. La nota tenía por origen una página argentina (BigBangnews) ¿Theory?.  Por ser un hecho notorio, pregunté por  la seriedad de la fuente. Curiosamente me contestó una persona que decía ser quien había escrito la nota. Le pregunté si había una fuente oficial, me dijo que  TELAM, la agencia gubernamental de Argentina, busqué otra información y no encontré nada. Obvio me  llamó la atención que una agencia argentina diera la nota y que ésta no estuviera en páginas como Al JAzzera etc. Vi que había varias fotos, busqué en “google images” y encontré que las fotos eran de Yemen sí, pero de marzo de 2015; se lo comenté, y me dijo que se le había pasado poner ese dato (sigue sin estar varios días después). Luego citó otros medios que repetían su nota, entre ellos La Jornada de México, pero no había nada que no fuera más que la repetición de la nota. Empecé a dudar de la veracidad. Luego muy enojado me dijo que era un cable de EFE y que él había redactado la nota a partir del cable. Busqué en EFE y había noticias sobre Yemen pero nada parecido a la nota. Busqué en google acerca 66 muertos en Yemen y encontré una de AFP. AL ingresar a la página la nota ya había sido eliminada. Luego me envió un link  donde según él aparecía. La nota hablaba de bombardeos en Yemen a cargo de la Fuerza aérea de Arabia Saudita, ocurridos ese día, pero que en modo alguno tenían el sentido que la nota indicaba. Se enojó mucho.
Un amigo periodista que reside en Alemania se sumó a la discusión diciendo que la nota no era tal sino dos notas distintas de dos cables distintos. Una de bombardeos en Yemen por la fuerza aérea de Arabia Saudita, y otra de otro momento, sobre un dron de EEUU que habría matado a 4 miembros de Al Qaeda. Dos hechos distintos. Es decir el “periodista” argentino se había inventado una noticia falsa a partir de dos verdades a media que todo sabemos son dos mentiras a medias. El reino de la postverdad.
http://www.bigbangnews.com/mundo/El-primer-Trumpazo--Estados-Unidos-bombardeo-Yemen-y-mato-a-66-personas-20170122-0012.html


miércoles, 18 de enero de 2017

Con Trump no hay incertidumbre.

Con Trump no hay incertidumbre.




Incertidumbre es lo contrario a la certeza, es el no saber. Con Trump no hay tal, se sabe perfectamente qué es lo que va a hacer y cómo desde el primer día de su gobierno.
Es ingenuo el gobierno mexicano ahora como lo ha sido todo este tiempo. Primero que no ganaría la nominación republicana, La gano; luego que al venir a México se moderaría, no lo hizo, sino por el contrario exacerbó su discurso; luego se pensó que no iba a ganar las elecciones, las ganó. Se nombra a Videgaray porque piensan, erróneamente que con él se podrá negociar, se equivocan no hay negociación posible .Hoy en día dicen que no podrá cumplir sus promesas/amenazas de campaña, se equivocan una vez más, no solo las cumplirá, ya las está cumpliendo.
Las promenazas (uso este neologismo para señalar el carácter doble del discurso trumpeano) ya están aquí y tienen efectos.
Primero fue una compañía mediana, Carrier , a quien entre soborno de incentivos fiscales, y amenazas convenció de no abrir una planta en Nuevo León. Luego se sumó Ford con la misma estrategia y pronto lo harán muchas más.
Trump abandonará el TLC en corto plazo y de modo unilateral. No aplicará aranceles a las exportaciones mexicanas (mecanismo complejo)  pero hará que las importaciones provenientes de México de las empresas estadounidenses no sean deducibles en Estados Unidos y esto encarecerá notoriamente los productos de modo que muchas de esas empresas ya no tendrán a México como la maquiladora barata y accesible a kilómetros de la frontera. Supongamos por ejemplo que para fabricar un automóvil se hace con piezas fabricadas en México. Hasta hoy la empresa podía deducir el costo de estas importaciones; con Trump no podrá, así que al importar desde México el costo de esa pieza se trasladara totalmente al consumidor y el producto será más caro al no haber la deducibilidad de estas piezas, incluso es muy probable que sea entonces más barato fabricarlas en los Estados Unidos.
No expulsará de golpe a millones de migrantes, pero me parece que, más temprano que tarde, acabará poniendo en la frontera a todos los presos mexicanos que purgan condena en cárceles estadounidenses. ¿Qué va a hacer México con 15000 o 20000 si no más delincuentes en la frontera?
El día de hoy hizo un cambio en su discurso que muestra el talante de lo que vendrá. Dijo: no es que México vaya a darnos un cheque para hacer el muro, pero se lo cobraremos. Se cobrará a lo chino como dice el dicho pues, impuestos o retención de remesas, alza en cobros de peajes, trámites diplomáticos, visas, etc.

La crisis que se avecina es enorme, ya se ve en el precio del dólar que ha sobrepasado los 22 pesos, seguirá subiendo y seguramente enfrentaremos una fuerte devaluación (aún más) en lo que va del año.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Seminario Psicoanálisis. ¿Fin, término o Límite?

Entre 1967 y 1968 Lacan dedica su enseñanza a lo que llamará el acto psicoanalítico. Ahí plantea la dimensión de acto de un movimiento particular que consiste en el pasaje del lugar del analizante al lugar del analista. Se trata de un fin, de un término o de un límite, sin que estas opciones sean necesariamente excluyentes. Cuando más necesario interrogar a Freud, no para encontrar respuesta sino para encontrar interrogaciones. Caer en el fantasma que acosara a Ferenczi de ser analizado totalmente y su desmonoramiento. Pensar este pasaje como el fin de la neurosis ¿Para llegar a qué? ¿Es  válida la fórmula que se repite como mantra “atravesar el fantasma fundamental? ¿Qué propone Lacan en 1967 y qué de ello queda en 1974? ¿Qué queda ahora a más de 40 años? Intentaremos acercarnos a estas preguntas, más que nunca necesarias abordando el concepto desde el sentido poco trabajado de la metáfora freudiana sobre el límite del análisis en una perspectiva espacial antes que temporal para desde ahí cuestionar las formas que ello ha devenido en las instituciones psicoanalíticas.

Presentamos el video de la primera sesión del seminario. Esperando sea de su interés. 


lunes, 7 de noviembre de 2016

Las dos victorias de Trump



Una es segura la otra posible.

La segura. Como señalé hace unas semanas hay una victoria segura y es la de la irracionalidad.

Trump ha ganado en polarizar al electorado estadounidense con un discurso de la irracionalidad, con la propaganda Goebbeleiana. Un discurso machacón y repetitivo en el que el mundo real no importa. Dice lo que hará por absurdo que sea, (deportaciones masivas, muro, impedimento de ingreso a musulmanes, etc.) aunque no dice cómo (la idea de que México pague es ridícula, aunque podría decretar embargo de remesas y desencadenar una guerra comercial). Sin embargo, el “cómo” no está en el pensamiento de muchos electores, por eso por absurdas e inviables que sean sus propuestas, esta inviabilidad no afecta su voto. Make América great! Es solo una frase demagógica sin que se explique cómo pero eso no parece importar.

El despertar del racismo, la xenofobia ya ha ocurrido en una cultura en la cual se quemaban negros hace menos de 50 años y en algunos de cuyos estados había un apartheid real.

Aunque no gane las elecciones venideras Trump ya ha incubado el huevo de la serpiente, tarde o temprano esa misma clase media blanca y sin educación acabará llegando al poder y buscará imponer su demagogia no importa el modo.

Veremos en años sucesivos, quizá no en las políticas gubernamentales, pero sí en el ánimo popular el surgimiento de ese racismo y xenofobia que tarde o temprano acabará llegando al poder.

Desgraciadamente hay muy poco qué hacer al respecto en la medida en que las soluciones ofrecidas por los políticos profesionales están mucho más apegadas a un análisis racional de las condiciones reales del mundo. No se puede ofrecer un crecimiento mágico del empleo en la medida en que las condiciones reales de la economía no lo permiten, y esto no se resuelve expulsando a trabajadores inmigrantes. No se puede volver a generar un estado de prosperidad al margen de las condiciones de globalización económica del presente; pero el votante de Trump no piensa en esto ni entra en sus cálculos, como no lo pensaban los alemanes de los 30’s que encumbraron a Hitler al poder.

Esos mismos votantes serán en su momento los más afectados por las absurdas políticas de Trump, pero eso no importa, el discurso ya creó un enemigo imaginario al que siempre se puede recurrir para explicar cualquier fracaso.

De este modo y aunque Trump pierda la elección del 8 de noviembre próximo ha ganado y seguramente ganará una elección posterior ya que su ofrecimiento y demagogia política seguirán incólumes mientras que el de su rival Hillary Clinton, habrá chocado con las condiciones de la realidad, y francamente no existe ninguna condición real a partir de la cual Clinton pueda promover y crear transformaciones enormemente substanciales en las condiciones de vida de esa masa que es el votante que a partir de ahora en adelante votará por Trump o algún otro político profesional que retome sus banderas en un futuro cercano.

La segunda victoria de Trump no es probable pero sí posible y es la victoria real en las urnas del magnate y su proyecto. Escribo esto el 2 de noviembre, una semana antes de la elección y hemos visto que el voto popular se estrecha e incluso, aunque se trata de un llamado “empate técnico” (es decir que el margen de error de la encuesta es mayor a la diferencia en el voto que predice) en algunas de estas encuestas Trump aparece décimas o incluso un punto por encima de Clinton. Qué quiere decir esto. Que casi la mitad de los estadounidenses creen -o prefieren creer- y por ende apoyan a Trump. Esa mitad, si no le da el triunfo a Trump en esta elección, seguramente lo hará en la próxima. En Estados Unidos el voto no es directo como en México, y por ello no basta tener la mayoría de los sufragios, por ejemplo Al Gore ganó el voto popular a Bush, pero los votos electorales le dieron el triunfo a este último. Quien gana el estado gana todos los votos, aunque en la suma total de votos ciudadanos el otro candidato tenga más. En este plano la ventaja de Clinton es amplia cerca de 30 votos electorales más de los 270 necesarios para ganar. Sin embargo, creo que no se puede descartar un fenómeno del que hemos sido testigo en ejercicios recientes como la salida del Reino Unido de la comunidad europea (el Brexit), la derrota electoral de los acuerdos de paz en Colombia, o las siempre horrorosamente fallidas encuestas electorales de México.

Generalmente ante las personas que no responden a la encuesta, los encuestadores suelen dividir el porcentaje de acuerdo a las proporciones de los candidatos, borrando de este modo el voto oculto (se supone que en general los que no dicen, se distribuirán proporcionalmente entre los candidatos) Así si uno que vota por Trump no lo dice, seguro habrá uno que vota por Clinton y no lo dirá en este hipotético 50/50.

Me parece que este proceder es erróneo pues aquí aplica una cierta corrección política. Muchos votantes de Trump reconocen que es en cierto modo vergonzante señalar que votarán por él; muchos se percatan de lo políticamente incorrecto que es el discurso misógino, xenófobo y abiertamente racista de Trump, y prefieren no reconocerlo aunque una vez frente a la boleta voten por Trump. En cambio, el voto por Clinton no tiene ese porcentaje oculto, es decir la mayoría de los que efectivamente voten por Clinton no lo ocultan, al no haber elementos políticamente incorrectos en su discurso. Este tipo de voto pesó enormemente en el Brexit y en Colombia y también en México por ejemplo en la votación por el Bronco. Por ello creo que Trump tiene un buen porcentaje de voto oculto, mucho mayor que el de Clinton y que es voto oculto podría incluso dar vuelta a las encuestas que ven ventaja para esta última.

En este sentido son las dos victorias de Trump una que tiene de antemano, la de posicionarse en el despertar de este racismo ramplón de la derecha estadounidense en donde gana porque no tiene nada que perder y lo que obtenga (en este caso un cuarenta y tanto por ciento de los votos) nunca es poca cosa. Y la otra victoria la posible, aunque espero no probable, de una victoria efectiva en los votos electorales.








miércoles, 26 de octubre de 2016

Seminario. Psicoanálisis. Fin, Término o Límite



Entre 1967 y 1968 Lacan dedica su enseñanza a lo que llamará el acto psicoanalítico. Ahí plantea la dimensión de acto de un movimiento particular que consiste en el pasaje del lugar del analizante al lugar del analista. Se trata de un fin, de un término o de un límite, sin que estas opciones sean necesariamente excluyentes. Cuando más necesario interrogar a Freud, no para encontrar respuesta sino para encontrar interrogaciones. Caer en el fantasma que acosara a Ferenczi de ser analizado totalmente y su desmonoramiento. Pensar este pasaje como el fin de la neurosis ¿Para llegar a qué? ¿Es  válida la fórmula que se repite como mantra “atravesar el fantasma fundamental? ¿Qué propone Lacan en 1967 y qué de ello queda en 1974? ¿Qué queda ahora a más de 40 años? Intentaremos acercarnos a estas preguntas, más que nunca necesarias abordando el concepto desde el sentido poco trabajado de la metáfora freudiana sobre el límite del análisis en una perspectiva espacial antes que temporal para desde ahí cuestionar las formas que ello ha devenido en las instituciones psicoanalíticas.

Temario:

a)       La formación del analista en Freud
b)      El término del análisis, temporalidad o espacialidad en Freud
c)       El término de análisis como acto en Lacan
d)      Los fantasmas del término y el fin
e)       El pase y sus consecuencias.


Imparte:

Héctor Escobar S. Psicoanalista. Lic. en psicología por la UNAM; estudió la maestría en Teoría Psicoanalítica por el CIEP (Centro de Investigaciones y Estudios Psicoanalíticos); maestro en Filosofía por la UNAM y candidato a doctor en Filosofía por la misma UNAM. Ha sido profesor del departamento de filosofía de la Universidad Iberoamericana, de la licenciatura en psicología de la Universidad de Londres, de la maestría en Saberes sobre Subjetividad y Violencia del Colegio de Saberes. Actualmente, miembro de Grupo Metonimia y maestro de la Maestría en Psicoanálisis y de la Especialidad en Psicoanálisis de Dimensión Psicoanalítica A.C. en donde además ha impartido numerosos diplomados sobre la obra de Freud y Lacan, es además profesor del doctorado en Psicoanálisis del Centro Universitario Emmanuel Kant. Autor del libro Sujeto y Psicoanálisis, Hacia una arqueología de los discursos psicológicos; coautor de Límites de la Subjetividad y de Schreber: los archivos de la locura; así como de numerosos artículos y conferencias sobre psicoanálisis y filosofía.

Dirigido a:

Interesados en la psicología, el psicoanálisis, la filosofía, y áreas afines en el campo de las ciencias humanas. Por razones de espacio el cupo está limitado a 12 personas.

Duración:

Se impartirán un total de 6 sesiones los días sábados de 4.30 a 6.30 pm.  3 sesiones del 19 de noviembre  al 3 de diciembre de 2016  y  3 sesiones del 14 al 28 de enero de 2017.

Reconocimiento:
Se otorga constancia con valor curricular de 12 horas por Grupo Metonimia A.C.

Costos:
Un solo pago de 1000 al inicio del curso
b) Dos pagos de 600 pesos uno al inicio del seminario y otro a principios de enero de 2017

Deposito en la Cuenta 1127291515 De Bancomer BBVA a nombre de Héctor Escobar Sotomayor
(CLABE 012180011272915150)


Sede:
Serafín Olarte 12, edificio A, depto.. 302. Col. Independencia, México DF.


Informes:

h.escobar.64@hotmail.com

Teléfono. 0445528553569


Bibliografía:

La bibliografía se proporciona en formato electrónico:

Freud, S. Carta 69 a 71 en Obras Completas Vol. I. Amorrortu, Argentina 1991.
Freud, S. Análisis terminable e interminable, Obras completas Vol XXIII, Amorrortu, Argentina, 1991.
Lacan, J. Seminario XV. El acto psicoanalítico.
Lacan, J. Proposición del 9 de octubre de 1967
Perrier. F. Viajes fantásticos por translacania, Gedisa, Argenmtina, 1986.
Safouan, M. Lacaniana II, Paidos, Argentina, 2008.


lunes, 10 de octubre de 2016

Entre morir y no morir...






“Entre morir y no morir…”

“Me decidí por la guitarra”, así dice el verso de Neruda que viene hoy al caso respecto de dos noticias que en la última semana llamaron mi atención.
La primera de ellas, la muerte del escritor y ex líder del 68, Luis González de Alba pensador iconoclasta y crítico de quien disfrutaba enormemente sus textos. Muerte decidida y planeada por él mismo en la fecha de la conmemoración, el dos de octubre, cuando decidió quitarse la vida por medio de un tiro al corazón.
La segunda, el caso de Norma Bauerschmidt, anciana nonagenaria estadounidense, que al enterarse a los 91 años que tenía un cáncer de útero para el que se le ofreció una quimioterapia y una operación; prefirió dedicar los últimos días de su vida a viajar por los Estados Unidos en compañía de su hijo, su nuera y su perro.
En estas estas dos historias, y muchas más, nos enfrentamos a la pregunta por el derecho del ser humano respecto de su vida. Debate difícil sin duda y al cual no es posible responder con absolutos. Las religiones -en tanto moralidades- lo consideran inadmisible. La vida es algo dado al hombre y de lo cual no puede disponer. Pero fuera del ámbito religioso en que se ejerce la ciudadanía y la vida humana, el ámbito de la laicidad. Nos permite enfrentar esta pregunta para la cual sin embargo no puede haber respuesta unívoca.
Pensar la vida como un valor absoluto es una postura religiosa. Sin embargo, el hombre en su propia reflexión puede considerar que su vida no sea una vida que valga la pena prolongar cuando el sufrimiento o las razones para vivir ya no se encuentren presente.
Sostener una oposición entre el bien y el mal en cuanto absolutos es una falacia. Lo que la reflexión ética nos muestra es que generalmente este tipo de decisiones no se dan entre EL BIEN, así con mayúsculas, y EL MAL, así también con mayúsculas, si no entre dos males. Cuando morir es obviamente malo, pero continuar vivo puede ser más malo aún.
En este punto lo que vemos en las decisiones de estas dos personas es esa disyuntiva. González de Alba aquejado de un trastorno genético que poco a poco se iba agravando y que le impedía paulatinamente vivir a su modo, y la anciana Mrs. Bauershmidt quien ante la disyuntiva de una vida ya en su ocaso, atrapada en dolorosas terapias que habrían a lo sumo añadido uno o dos años de dolor y sufrimiento –una vida que no quería para sí- decide irse de viaje. Ultimo acto de libertad posible. Elegir la propia muerte en compañía de quienes amaba.
Sin embargo esto no puede proponerse a todo mundo pues la misma libertad que pretendemos para nosotros debemos otorgarla a los demás. La libertad de elegir la propia muerte dado el caso, o de elegir esa misma prolongación artificial y dolorosa si así fuera.  Si algo yo pediría a la vida misma es que se me dé la oportunidad como a Luis González de Alba o a la Sra. Bauerschmidt de poder hacer esa elección.

“Entre morir y no morir me decidí por la guitarra”.

Aquí el vínculo a la página del viaje de Norma: https://www.facebook.com/DrivingMissNorma/