Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2009

Las palabras, las cosas, el deseo y el saber...

Imagen
Es este un texto publicado hace varios años en el cual planteo la porblemática de la relacion entre Foucault y el psicoanalisis. Lo propongo nuevamente -sin alteraciones- a la lectura de quien me haga el favor de pasar por estas páginas.
Héctor Escobar Sotomayor

¿En qué lugar se sitúa el saber del psicoanálisis? ¿cómo ciencia, cómo literatura cómo ficción?. Para responder a esta pregunta trataremos de dibujar someramente algunos apuntes que nos permitan establecer una relación que a todas luces parece confusa, pero que dentro de su aparente confusión sitúa en el debate a dos de los más influyentes pensadores contemporáneos, Michel Foucault y Jacques Lacan. Relación que atraviesa, sin duda, por otra obra, la de un Freud, al cual ambos reconocen como pionero en un campo primordial para la, así llamada, Modernidad.

Pergeñar las referencias a Freud y al psicoanálisis en la obra de Foucault resulta evidentemente una tarea ardua y compleja. Pero, si nos es posible reconocer al menos varios mom…

Sobre el arte conceptual

Imagen
Carta enviada a Avelina Lesper como comentario respecto a sus posiciones en torno del arte conceptual
Estimada Avelina
Le escribo porque he leído con gran placer sus textos sobre las problemáticas de ciertas formas que podemos llamar arte actual y debo coincidir con usted en la mayor parte de sus juicios. ¿Puede llamarse arte a una carretilla con piñas? El mingitorio de Duchamp fue el mingitorio y tuvo su momento. Fue elegida la obra más influyente del siglo XX, pero ha sido una influencia nefasta, porque ahora todos juegan a ser Duchamp. Lo que en Duchamp fue creatividad e ironía se transformó dialécticamente (palabra casi prohibida en estos días) en exactamente lo contrario; una creatividad de recetario y una ironía chata. Ser Duchamp en 2009 es ridículo y lo que muestra es la falta de creatividad absoluta de personas cuyo único mérito -si alguno- consiste en tener los "güevos" suficientes para autodenominarse artistas. Aesto se le suma una caterva de personajes …