Traduttore e tradittore.

Leo un texto de Paul Auster en edición de Anagrama y me encuentro que en un solo párrafo dice “Sus pacientes estaban todos majaretas”, “Cogió a una de las universitarias pijas…” luego “Todos los marrones le caían a Vic”  finalmente “Todos los follones se amontonaban sobre su espalda.” Tradución perpetrada por doña Cecilia Ceriani que debe suponer que su español, o castellano como diría ella, debe ser universal y fácilmente comprensible. Supongo que si sigo avanzando en el texto del pobre Auster y lo que de él haya dejado doña Ceci, aparecerán “tías” y “tíos”, que seguramente serán bien “majos”y algunos de ellos unos “gilipollas” como doña Ceci.

Pocas veces más clara la sentencia Traduttore e tradittore.
Recuerdo haber leído otra vez en una traición a Auster, hablar de “Los pueblos indios” de Nuevo México… Cuando en realidad, Auster se refiere a los indios Pueblo; en fin para inventar se inventan solos.

Hace muchos años leí un texto de Françoise Dolto, no traducido al español sino al argentino con frases como “Entonces le pedís al pibe…” Digo el linguocentrismo (palabreja que acabo de inventar) no tiene madre (esta es una expresión mexicana que en este sentido quiere decir “no tiene límite”)

Siempre me he preguntado, por qué en las series estadounidenses cuando sale algún personaje latinoamericano hablando en Español (no en Latín, como creía Bush), a nadie se le ocurre preguntar si así se habla en américa latina. Una vez escuché a supuesto mexicano decir algo así como “Tú ten cuidado con esos ‘panas’”. No creo que nadie haya entendido nada… A diferencia del inglés, en Español no se suelen incluir los pronombres pues se infieren por la conjugación verbal; solemos decir coloquialmente “fui a Yucatán” y no “Yo fui a Yucatán” ; “Tengo mucha hambre” y no “Yo tengo hambre mucha”. “Pana” es una expresión que se usa en Colombia y Venezuela y significa “tipo” “Un pana me dijo = un tipo me dijo”. Supongo que esto sería tan raro para mí como para un argentino escuchar a un supuesto paisano suyo diciendo “Oye cuate” o hablando de “viejas” que en México y algunas partes de centroamérica significa “mujeres” pero en el resto significa “ancianas”. Asi que decir “ando con una vieja bien buena” puede tener sentidos muy raros, incluso entrar en la gerontofilia…

El Español (una vez un amigo Catalán me dijo que era Castellano, porque en España se hablaban otros idiomas además del Castellano y que también eran españoles el Catalán, el Euzkera, el Gallego y otros) admite enormes variaciones, por eso los mexicanos no entendemos el Lunfardo “Cuando la suerte que es grela, fallando y fallando te largue parao” decía Diescepolo; y un argentino quedará sin comprender el “mexicano” de las películas de Pedro Infante (que por cierto nadie jamás ha hablado de ese modo en México). Un “chavo”, “cabro”, “chamo” y “pibe”, significa lo mismo en distintos países, pero no se mezclan. No es lo mismo ser un pendejo en México que en Chile  o un “huevón” en Chile y en México; y si en México le decis “boludo” a alguien no me quiero imaginar las risas…


Supongo que los estadounidenses que creen que ellos son América, deben pensar que del río Bravo hacia el sur todo es lo mismo; que las mujeres se visten de manola, bailan flamenco y salsa (y alguna que otra tango); que los hombres se llaman José o Pepe y que todos hablamos un solo idioma; así que al poner a sus personajes hablando en lo que ellos creen es español y bailando tango con sombrero cordobés, no hacen sino un gran ridículo… Digo, tanto costará contratar a alguien que hable español nativamente y pueda poner algo de sentido común en las traducciones y traiciones.

Comentarios

Ocadize ha dicho que…
Leí una traducción al español de un texto brazileño sobre psicoanálisis y afortunadamente no pasó por nada de esto. "Se entiende". Y bueno, todo esto me hace pensar en infinidad de tangos y el trabajo de Joaquín Sabina. Finalmente, no dejan de ser un chiste que tiene efectos.

Entradas populares de este blog

Con Trump no hay incertidumbre.

EL imperio de la Postverdad