Con Trump no hay incertidumbre.

Con Trump no hay incertidumbre.




Incertidumbre es lo contrario a la certeza, es el no saber. Con Trump no hay tal, se sabe perfectamente qué es lo que va a hacer y cómo desde el primer día de su gobierno.
Es ingenuo el gobierno mexicano ahora como lo ha sido todo este tiempo. Primero que no ganaría la nominación republicana, La gano; luego que al venir a México se moderaría, no lo hizo, sino por el contrario exacerbó su discurso; luego se pensó que no iba a ganar las elecciones, las ganó. Se nombra a Videgaray porque piensan, erróneamente que con él se podrá negociar, se equivocan no hay negociación posible .Hoy en día dicen que no podrá cumplir sus promesas/amenazas de campaña, se equivocan una vez más, no solo las cumplirá, ya las está cumpliendo.
Las promenazas (uso este neologismo para señalar el carácter doble del discurso trumpeano) ya están aquí y tienen efectos.
Primero fue una compañía mediana, Carrier , a quien entre soborno de incentivos fiscales, y amenazas convenció de no abrir una planta en Nuevo León. Luego se sumó Ford con la misma estrategia y pronto lo harán muchas más.
Trump abandonará el TLC en corto plazo y de modo unilateral. No aplicará aranceles a las exportaciones mexicanas (mecanismo complejo)  pero hará que las importaciones provenientes de México de las empresas estadounidenses no sean deducibles en Estados Unidos y esto encarecerá notoriamente los productos de modo que muchas de esas empresas ya no tendrán a México como la maquiladora barata y accesible a kilómetros de la frontera. Supongamos por ejemplo que para fabricar un automóvil se hace con piezas fabricadas en México. Hasta hoy la empresa podía deducir el costo de estas importaciones; con Trump no podrá, así que al importar desde México el costo de esa pieza se trasladara totalmente al consumidor y el producto será más caro al no haber la deducibilidad de estas piezas, incluso es muy probable que sea entonces más barato fabricarlas en los Estados Unidos.
No expulsará de golpe a millones de migrantes, pero me parece que, más temprano que tarde, acabará poniendo en la frontera a todos los presos mexicanos que purgan condena en cárceles estadounidenses. ¿Qué va a hacer México con 15000 o 20000 si no más delincuentes en la frontera?
El día de hoy hizo un cambio en su discurso que muestra el talante de lo que vendrá. Dijo: no es que México vaya a darnos un cheque para hacer el muro, pero se lo cobraremos. Se cobrará a lo chino como dice el dicho pues, impuestos o retención de remesas, alza en cobros de peajes, trámites diplomáticos, visas, etc.

La crisis que se avecina es enorme, ya se ve en el precio del dólar que ha sobrepasado los 22 pesos, seguirá subiendo y seguramente enfrentaremos una fuerte devaluación (aún más) en lo que va del año.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL imperio de la Postverdad